MENU

El estudio ha contado con la participación de ciudadanos, la Administración y agentes localesProyecto Rediseñando la cárcel de Cruz del Humilladero

Málaga, 23 de octubre de 2015. El concejal de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, la concejala de Cultura, Gemma del Corral y la concejala del Distrito de Cruz de Humilladero, Teresa Porras han presentado el informe “Rediseñando la Cárcel de Cruz de Humilladero”, un proyecto de diseño estratégico y participativo para dar un nuevo uso cultural y ciudadano al edificio.

El proyecto, que ha sido desarrollado por la empresa Garaje de Ideas, se ha basado en un modelo en el que han participado diferentes agentes sociales para aportar ideas que creen nuevos usos para el espacio de la antigua prisión de Cruz de Humilladero. Este distrito, con 87.951 habitantes, es uno de los de mayor densidad de población de Europa  y uno de los más multiculturales de Málaga, según el estudio. La cárcel es, además, un icono de la ciudad.

Con objeto de conocer la opinión ciudadana sobre los diferentes usos que en futuro podrán darse a la cárcel, el Ayuntamiento ha encargado este estudio del espacio que aporta un diseño claro de las necesidades del barrio y permitirá ofrecer a sus habitantes un edificio acorde a sus expectativas y necesidades.

El estudio se ha estructurado en varias fases que van, desde la investigación de buenas prácticas nacionales e internacionales, una fase de co-creación con ciudadanos, Administración Local y otros agentes, hasta finalizar con una serie de entrevistas a diferentes expertos.

El informe ha permitido estudiar las posibles estrategias desde una perspectiva bottom-up, que ayuda al ciudadano a pasar de ser un espectador de la ciudad a estar en el centro mismo de la ciudad. Se han utilizado para ello el diagnóstico y propuestas de diferentes ciudadanos que han participado en el proyecto.

Co-creación. La primera fase, la de co-creación, ha contado con la participación de las principales Asociaciones de Vecinos del distrito, agentes locales de la Industria Creativa y Cultural de Málaga, Administración Local, y entidades como CIEDES, Centro de Arte Contemporáneo (CAC), Festival de Cine de Málaga y Matadero Madrid.

Han participado 30 personas en dos talleres de co-creación que han dado como resultado tres modelos de negocio, servicio y gestión para el espacio de la cárcel. Uno de los resultados principales habla de la importancia  de implantar en el edificio  un espacio de experimentación y creación cultural que estaría conectado con las redes de emprendimiento local y Centros de Excelencia, como la UMA o el Polo de Contenidos Digitales. También, según los participantes, el espacio tiene que ser un centro abierto a la ciudad en donde exponer trabajos, tendencias culturales y contenidos de interés relacionados con la cultura contemporánea.

El estudio recoge, por otra parte, la importancia de que se plantee un modelo de negocio sostenible y de gestión abierto y participativo, orientado a integrar las propuestas y necesidades ciudadanas relacionadas con la cultura en la programación del espacio.

Respecto al modelo de negocio se proponen fórmulas basadas en el turismo cultural mediante el aprovechamiento de parte de la infraestructura de la cárcel que permita la generación de un modelo de explotación turístico de residencia, tipo hostel, cuyo target principal sean jóvenes nacionales y europeos interesados en la producción cultural contemporánea, y que busquen experiencias diferenciadoras. Este modelo puede ser reforzado con ofertas gastronómicas y de ocio, así como con la explotación de actividades culturales puntuales de especial interés o importancia. Además debe tener impacto positivo en los alrededores, generando condiciones para el desarrollo e impulso de la zona, así como ofreciendo alternativas, tanto de ocio y cultura como laborales o de aprendizaje, a los jóvenes de la ciudad.

Entre los participantes ha habido representantes de empresas tecnológicas y de innovación, Asociaciones de Vecinos, técnicos del Matadero Madrid, personal del Ayuntamiento y la empresa municipal Promálaga, responsables del Centro Arte Contemporáneo  (CAC) y de Fundación Ciedes, entre otros.

Entrevistas a stakeholders. La segunda fase del estudio ha consistido en conversaciones guiadas por los responsables del estudio que han permitido a los participantes explicar sus proyectos para el espacio.

Las entrevistas se realizaron tanto con stakeholders institucionales, responsables del Ayuntamiento y otras instituciones de Málaga, así como con los representantes de las principales asociaciones y movimientos vecinales del Barrio de Cruz del Humilladero.

Conclusiones. Las principales conclusiones que se obtuvieron de estas entrevistas fueron:

  • La necesidad de dotar a la ciudad de un espacio de creación cultural contemporánea.
  • Fortalecer las bases culturales locales.
  • Incentivar el desarrollo de talento local.
  • Mejorar la infraestructura cultural de Málaga y orientarla a la ciudadanía.
  • Diversificar la oferta turística de la ciudad posicionándola en sectores de alto valor innovador.

 

Acceso a Incubados