MENU

 

1.- Cuéntanos sobre ti, tu empresa, y  tu experiencia empresarial y profesional.                          

Llevo trabajando en el ámbito de consultoría desde hace casi veinte años. Empecé con algunos “tanteos” en multinacionales, si, si las más odiadas Arthur, CapG pero como ha sido ya hace tanto tiempo….Luego me dediqué al mundo de internacionalización de las empresas que, por cierto, aún toco de vez en cuando. Pero lo que realmente me ha enamorado han sido proyectos empresariales de innovación. Innovación desde la academia, innovación en las empresas, proyectos de reactivación de territorios, generación de nuevas ideas de servicios innovadores, transferencia de tecnología, planes de marketing de proyectos innovadores, estudios de oportunidades, Smart Cities, Inteligencia Competitiva, Trendhunting. Es un mundo tan dinámico que nunca te aburres. Aprendes cada día. Y para un “bichito” inquieto como yo es un sueño.

En mi empresa, Innovación Colectiva, nos dedicamos sobre todo al ámbito de proyectos de innovación social, formación y consultoría para un emprendimiento enfocado a sectores vulnerables, algo de diagnósticos de I+D y estudios de oportunidades, desarrollo de ecosistemas de innovación social, asesoramiento a tecnoemprendedores (muy a la carta por cierto), algún que otro proyecto europeo.

2.- ¿Qué te ha animado a participar en el programa de Promálaga Mentoring?

Creo que han sido dos cosas principalmente; el hecho de saber como Promálaga se esfuerza por sacar adelante proyectos y programas que realmente ayuden a las empresas, es decir, si lanzan una iniciativa como Mentoring es para que funcione, y por el otro lado- ganas que tenía de volver a trabajar con empresas de sector productivo ubicadas en los polígonos. Que oigan, a muchos consultores nos pasa que es más fácil llegar a trabajar/asesorar a  las multinacionales que a una empresa que fabrique componentes de aluminio o generadores de ozono pero que al estar tan enfrascada en su día a día ni siquiera puede pararse a pensar que giro estratégico tendría que dar.  Pues eso: sello de Promálaga y desafío de ayudar a empresas innovadoras pero de corte un poco más tradicional.

3.- ¿Qué le dirías a un emprendedor para animarle a participar en un programa de mentorización?

Aprovecha la oportunidad que alguien venga a tu negocio y te escuche. Con conocimiento de causa, con cariño, con ganas de apoyarte, con algunas pistas que pueda darte. La decisión sobre tu empresa siempre será tuya pero a veces verbalizando los problemas se encuentran las soluciones.

4.- Si tuvieras que resumir tu experiencia profesional en una frase, ¿cuál sería?

Tener privilegio de acompañar a otras entidades en el camino de mejorar y crecer aprendiendo un mogollón de ellos. Eso soy adicta a conocimiento 😉

5.- Dos recomendaciones que darías a cualquier persona que desea emprender.

¡Muévete!, incluso antes de emprender. Ve conociendo personas, ve a jornadas, pregunta, manda mails pidiendo consejos, atesora contactos que consigues. Eso muévete.

Haz los números. Aquí sale a relucir mi formación o de-formación como economista. He visto taaaantas ideas fabulosas, innovadoras, disruptivas pero que nunca llegaron a convertirse en empresas. Números, números, números.

6.- ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia durante el proceso de mentorización?

Escuchar al equipo de una de las empresas mentorizadas decir: “oye, hemos pensado después de la última reunión, y hemos decidido que vamos a hacerlo así. Y a por todas!”

Gracias @agjs

 

Acceso a Incubados