MENU

09/10/2018.- El Ayuntamiento de Málaga presenta en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, que se celebra en Sitges, el proyecto europeo Green Screen que tiene como objetivo principal reducir el impacto de la huella de carbono en los rodajes.

La empresa municipal Promálaga, en representación del Ayuntamiento, forma parte de este proyecto europeo en el que participan, también, la Film London (Reino Unido); Agencia de Desarrollo Regional de Bucarest Iilfov (Rumanía); Flandes Fondo Audiovisual (Bélgica); Ile-de-France Film Comission (Francia); Municipio de Ystad (Suecia); Agencia de Desdarrollo Regional de Rzeszow (Polonia) y la Eslovaquia Film Commision (Eslovaquia).

El proyecto, presentado en Sitges, tiene como principal objetivo desarrollar el concepto de “green filming” a través de la mejora de las políticas verdes y el desarrollo de buenas prácticas en la industria del sector. Es decir, busca identificar, a nivel europeo, y aplicar, a nivel regional, aquellas políticas medioambientales que permitan reducir la huella de carbono de la industria del cine y la televisión.

Las industrias de cine y televisión son un motor de crecimiento económico y social, pero, igual que ocurre con otras industrias, también tienen un impacto negativo en el medio ambiente.  Ello es debido a que los rodajes se llevan a cabo con frecuencia en emplazamientos que afectan a la naturaleza por un uso no sostenible del transporte, la construcción de los escenarios y platós, iluminación, restauración de edificios etc.

Málaga, en el marco del proyecto, está trabajando en una herramienta, una calculadora de la huella de carbono que, desarrollada por una empresa malagueña, ayudará a medir el impacto que tienen las producciones audiovisuales en la huella de carbono.  La calculadora va a servir como instrumento de toma de conciencia sobre el impacto real en toneladas de CO2 que produce un rodaje, así como para demostrar que adoptar determinadas medidas que hacen el trabajo más sostenible ayuda también a mejorar la productividad y ahorrar costes.

Una vez se haya puesto en marcha la herramienta, en colaboración con la Málaga Film Office, se otorgará el Sello Verde de Eco-Rodaje a aquellas empresas de la industria cinematográfica que se esfuercen e inviertan tiempo y recursos en hacer su actividad más sostenible y que implementen medidas verdes en sus rodajes.

Por otra parte, se está trabajando en la redacción de una Manuel de Buenas Prácticas que contribuya a hacer una separación selectiva de residuos, cambiar la iluminación por LED cuando sea posible, compartir vehículos para los traslados, reducir al máximo el consumo de plásticos, como ejemplos de acciones accesibles y viables.

El plan de acción contempla, por último, la elaboración de un listado de proveedores de servicios auxiliares a la industria que tengan un modelo verde o sostenible, así como la ejecución de acciones de formación y concienciación para que se genere compromiso entre los agentes implicados.

Promálaga explicará en Sitges todo el trabajo que, impulsado por el Ayuntamiento de la ciudad, se está realizando para concienciar a los productores, escuelas de cine y Universidad, acerca de la importancia de preservar la sostenibilidad en la industria cinematográfica.

Al encuentro de Sitges, acude junto a la responsable de sostenibilidad y marketing de la productora Fresco Film, empresa malagueña también, que es un gran ejemplo de cómo implementar medidas sostenibilidad en los rodajes que lleva a cabo.

Green Screen es un proyecto financiado en un 85% por fondos FEDER a través del programa Interreg Europe, con una duración de cinco años, habiendo comenzado en el 2017 y finalizando en el año 2021.

Acceso a Incubados